Volví a abrir mi cuenta de Instagram - con esta pequeña trampa

Por qué abrí mi cuenta de Instagram personal y qué hice para remediar mi adiccion al teléfono #gabrielah #productividad #instagram #adiccion

Un año y medio atrás, tomé la drástica decisión de borrar mi cuenta personal de Instagram porque me había dado cuenta de que era adicta a mi teléfono.

Sentía que no podía disfrutar de mi vida si no lo compartía en Stories, y que si no participaba de cierta tendencia, me estaba quedando afuera.

Borrar mi cuenta de Instagram fue una de las decisiones más acertadas que di en ese momento, porque estaba en plena búsqueda de lo que era más conveniente para mí como emprendedora.

La cuenta que no había borrado, era la de mi negocio @somospincha, ya que como todas las semanas comparto un nuevo podcast, quería notificar a la comunidad que había nuevos episodios.

Por lo tanto, mi actividad en Instagram no había caducado por completo, sino que ya no hablaba desde mi marca personal, sino desde mi marca comercial.

Lo que comenzó a suceder en esa transición, fue que cada tanto, tenía la necesidad de comunicar cosas desde lo personal, y terminaba usando mi cuenta comercial para compartir fotos de mis hijos peludos, y reflexiones que poco tenían que ver con el marketing en Pinterest.

A eso se le sumó que, profundizando mis estudios en marketing y e-commerce, asimilé que para vender mis servicios, mi perfil no podía confundir a mis consumidores y que, al mismo tiempo, necesitaba una cuenta de Instagram para hacer networking con otros colegas.

Obvio que hay otros medios para hacer networking, pero hoy en día, es la plataforma a la que casi todos mis colegas se conectan a diario, y aunque no me guste, sumaría tener un perfil personal para conectarme yo también. De hecho, iniciar sesión todavía me revuelve un poco el estómago.

Si bien digo que no me gusta, en el fondo, siempre me gustaron las redes sociales. Lo que pasa es que me conozco y sé que me distraigo con mucha facilidad, y que podría perder tiempo y desenfocarme de cosas que requieren toda mi atención.

El tema es que también sé que no puedo dejar que mi adicción al teléfono se interponga entre mí y las cosas que quiero, y por eso, después de hablar con varias colegas que han pasado por lo mismo, decidí que tenía que darle una segunda oportunidad, sólo que ahora, con una pequeña vuelta de rosca.

Lo que haré esta vez, será lo siguiente: Mantendré mi perfil personal de Instagram activo, siempre y cuando, dedique el doble del tiempo que me conecto allí, a este blog y al podcast de Pincha Marketing.

Es como el truco del ahorro, en el que cada vez que comprás algo que está fuera de presupuesto, estás obligada a ahorrar el mismo monto que gastaste en el desliz.

Por ende, cuando veas un post nuevo en mi Instagram personal, aquí debería haber al menos un artículo nuevo y un Pincha podcast semanal. De lo contrario, bye bye Instagram, se acabó la mortadela.


mi foto.jpg

Autora: Gabriela Higa

Hey, soy Gab.

Mi misión es ayudarte a fluir como una ninja para que disfrutes de tu vida, escribiendo a diario en este blog sobre Pinterest para Negocios, Productividad y Visibilidad Online.

Tambien ofrezco un curso online de Asana y servicios de Gestión de Pinterest para bloggers y marcas con presencia online.

dejame tus comentarios acá: