Tomé una Asesoría de Imagen y esto es lo que pasó

Psst: Te habla Gaby “en directo”! Si por casualidad estás leyendo este post antes de agosto 2020, te invito a sumarte gratis al taller que vamos a dar con Miriam, mi asesora de imagen, el 1 de agosto a las 10 am Lima en donde te mostramos cómo crear mejores resultados con tu imagen personal. Registrate gratis en este link.


Ya que este es mi último post del 2019, quiero dedicarlo a uno de los procesos más geniales y divertidos que viví este año: la transformación de mi imagen personal.

Por eso, si alguna vez pensaste en apostar a tu propia belleza, leeme hasta el final, que te compartiré toda mi experiencia.

Así mejoré mi estilo e imagen personal, de la mano de una especialista #imagen #estilismo




Así empezó todo

Contarte mi historia me resulta fascinante porque desde muy chica, miré cientos de reality shows, en donde sus protagonistas iban para realizarse una renovación zarpada de imagen. Esta vez, después de tantos años de ver esos programas, la protagonista iba a ser yo.

Al contrario de lo que cualquiera podría pensar, este cambio estético no estaba tapando ni supliendo una necesidad de aprobación externa o de buscar sentirme valorada, porque en realidad yo ya me había aprobado a mí misma y ya sabía lo valiosa que era.

No fue hasta que empecé a estudiar el libro El Poder de la Intención, en el que Wayne Dyer explica cómo crear nuestra realidad a través de la alineación de nuestros poderes creativos, que quedé shockeada e inspirada al mismo tiempo.

Y es que en esta obra, Wayne comparte que la intención que usamos para crear nuestra realidad, es la misma energía que usa la naturaleza para manifestarse.

Según él, podemos alinear nuestros poderes creativos, al igual que la naturaleza, mediante las siete caras de la intención: el amor, la bondad, la creatividad, la expansión, la receptividad, la abundancia y la belleza.

Sí, sí. Leíste bien. Belleza. 

Entonces, cuando empecé a notar que hay árboles que crecen y se expanden a pesar de las condiciones del ambiente, y que encima de eso, pareciera que encuentran la manera de verse hermosos, lo entendí.

O sea, si una planta que crece en el peor clima, manifiesta su poder de la forma más linda, ¿por qué yo, siendo mujer, no lo iba a hacer?

 
Qué mejor que usar la naturaleza como inspiración, ¿verdad?

Qué mejor que usar la naturaleza como inspiración, ¿verdad?

 

Obviamente, como mujer, sé y reconozco que crecí entre miles de condiciones, llámese religión, machismo, creencias limitantes, etc., pero ¿qué condición iba a superar lo que vive un cactus en el medio del desierto, que aún sin agua sabe dar flores?

La cuestión es que ya estaba practicando manifestar mi poder desde la creatividad, desde la abundancia, y demás, pero nunca había intentado hacerlo desde la belleza. 

Por eso, cuando entendí que la belleza es una forma de intención, tomé la decisión de apostar a la asesoría de imagen y sacar a relucir mi nueva versión.

 
Antes y después: Con solo mirar las fotos ya podés ver cuál de las dos Gabys tiene más poder  🌟

Antes y después: Con solo mirar las fotos ya podés ver cuál de las dos Gabys tiene más poder 🌟

 

Por qué busqué ayuda y no traté hacerlo por mi cuenta

Una vez decidida, supe que tenía que buscar ayuda, ya que por más información que buscase en Pinterest o en Youtube, yo no sabía hasta dónde me había dormido en esa área.

Cuando me miraba al espejo, no me podía ver. Digamos, no es que no soportaba verme. Quería verme, pero estaba tapada. Por más que me esforzara en verme bien, me preguntaba: “Gaby, ¿en dónde carajos estás escondida?”

No se trataba solo de reconocer qué formas y colores me quedaban bien, sino que necesitaba una guía externa que me hiciera las preguntas correctas para que yo pudiera volver a conocerme y a quererme, ya que en lo externo, ni siquiera tenía identidad propia.

A todo esto, ya tenía a alguien en la mente, que descubrí gracias al workshop The Social Media Experience, que hicimos este año con Caro y Remly. 

Ahí conocí a la genia de Miriam Crausaz, una emprendedora reinventada súper chic y divertida. Como buena asesora de imagen, es como esas amigas que saben cómo decirte que algo no te va, haciéndote sentir bien al mismo tiempo. No solo hablando se nota que sabe del tema, sino que con mirarla una vez te das cuenta de que eso es lo suyo.

 
Chusmea todos sus looks y tips de imagen en    instagram.com/elclosetdemiriam

Chusmea todos sus looks y tips de imagen en instagram.com/elclosetdemiriam

 

Unos meses después del workshop, cuando hice el click y entendí el poder de la belleza, fui corriendo a su Instagram y le mandé un directo para pedirle asesoría.

El proceso

Más que contarte el proceso (que igual aún no está terminado), te compartiré qué fui descubriendo yo mientras lo hacía.

Aparte, me imagino que cada persona lo vivirá diferente, y seguro vos también, pero si hay algo de lo que estoy segura es que todo este proceso te lleva a quererte más, y ahora vas a ver por qué.

Para mí fue un camino de reencuentro con mi cuerpo, con mis propios gustos, mis deseos y hasta con miedos que no sabía que tenía.

Por ejemplo, al principio me costó horrores elegir ejemplos que me inspirasen porque me sentía muy alejada de las mujeres que son referentes en estilo e imagen.

Estaba ajena a todo, y hasta con mi propio cuerpo. Lo único que “sabía” era que no quería ser aburrida ni parecerme a Pocahontas, cosa que evidenciaba miedos y creencias erróneas que tenía sobre mí misma. 

Me di cuenta de que a medida que fui creciendo, lo que decían sobre mí en el colegio sumado otras cosas que pasaron, dieron lugar a que yo piense cosas erróneas de mí y como consecuencia, en lugar de querer mostrarme, pasé casi toda la vida escondiéndome.

Si bien siempre fui bastante flaca y cualquiera podría decir que no tenía razones para acomplejarme, la realidad es que mi mente y mis sentimientos de culpa y vergüenza, me estaban esclavizando.

Al final no era una cuestión física.

Era la autoimagen que yo había creado sobre mí para protegerme de que lo demás noten mi existencia, que hasta hace poco creía que no merecía perdón. No me permitía que me miren ni que me vean (o verme yo) como una mujer.

Además de las cargadas que recibía de niña, tenía historias personales en las que creía que me había perdonado a mí misma, pero en el fondo no lo había hecho realmente.

No fue hasta que un día, viajando en colectivo, me di cuenta de todo esto, y al tomar consciencia, me declaré perdón sin muchas vueltas porque ya estaba determinada a ser intencional.

Muy loco, ¿no?

 
Tendencias: Antes (izquierda) me sumaba solo a las tendencias que parecían cómodas, como los buzos de peluche, y me conformaba con eso. Hoy (derecha) sigo apostando a estar cómoda, y priorizo las prendas que me queden bonitas, más allá de lo que esté de moda.

Tendencias: Antes (izquierda) me sumaba solo a las tendencias que parecían cómodas, como los buzos de peluche, y me conformaba con eso. Hoy (derecha) sigo apostando a estar cómoda, y priorizo las prendas que me queden bonitas, más allá de lo que esté de moda.

 

Como verás, este cambio de imagen no surgió en una sola asesoría y listo. Fue un proceso de varios encuentros, charlas, actividades, emociones, que hasta el día de hoy sigo practicando.

Por suerte, en cada asesoría con Miriam, el tiempo pasa volando.

Entre tazas de té, anécdotas de la vida, y variados cambios de vestuario en su showroom, poco a poco fui entendiendo cómo usar las prendas que me gustaran, de forma que me favorecieran, y que todo se ve mil veces mejor con una buena actitud.

Por más que este proceso sea un aprendizaje continuo, y que pasado mañana vuelvo a ver a Miriam, hoy ya puedo decir que esta fue una de las mejores inversiones que hice en 2019.

Gracias a esta nueva versión que estoy sacando a relucir, no solo me veo mejor, sino que me siento cien veces más poderosa que antes. Estoy más social, abierta, y super motivada a probar cosas nuevas, sin tanto miedo a cagarla.

Tal vez, desde afuera ven que me corté el pelo y que me visto con ropa super linda, y está bien. Pero a vos que me estás leyendo, te digo que el cambio interno es mayor a todo eso.

 
La importancia de la postura y el corte de la ropa: Antes (izquierda) estaba más flaca que ahora (derecha), y sin embargo, por la postura y las prendas, igual me veo más estilizada.

La importancia de la postura y el corte de la ropa: Antes (izquierda) estaba más flaca que ahora (derecha), y sin embargo, por la postura y las prendas, igual me veo más estilizada.

 

Si tuviera que compartirte los antes y después, que no salen en las fotos, podría decir que:

Antes, cuando alguien me miraba me sentía bastante incómoda porque creía que tenía algo mal, como una mancha o una deformidad.

Hoy, cuando hombres y mujeres por la calle me miran de arriba a abajo, no solo me siento cómoda sino que me gusta 😊.

Antes, odiaba salir a comprar y ver ropa porque pensaba que a mi cuerpo asiático nada le quedaba bien.

Hoy probarme ropa es algo que me divierte un montón, y aunque muchas veces no compre, me inspiro en lo creativo de los diseños.

Antes, no podía verme al espejo sin detectar algo malo de mi cuerpo, que la cola chata, que las micro tetas, etc.

Ahora que aprendí a “dibujar” mi cuerpo con la ropa, puedo verme como quiera sin necesidad de pushups!

Es más, en mi casamiento estaba más contenta por mi presencia al evento, que por la boda en sí! #sincericidiopuntocom. 

 
Antes (izquierda) me escondía detrás de mi pareja, que como verás, es muy lindo tipo. Ahora (derecha) estoy super cómoda con toda la atención.

Antes (izquierda) me escondía detrás de mi pareja, que como verás, es muy lindo tipo. Ahora (derecha) estoy super cómoda con toda la atención.

 

En definitiva, creo que todos los que estemos transitando el camino del desarrollo personal deberíamos ser intencionales en nuestra imagen, y dejar de verlo como algo narcisista.

Si la naturaleza nos beneficia tanto con su belleza, ¿por qué no hacer que nazca de nosotros también?

Sin dudas, recomiendo hacerlo de la mano de alguien que sabe y demuestre que es lo suyo, como Miriam, que es una diosa.

Espero haberte inspirado con este post y que te animes a probar esta experiencia vos también!

Gab,-

PD: Te habla Gaby “en directo”! Si por casualidad estás leyendo este post antes de agosto 2020, te invito a sumarte gratis al taller que vamos a dar con Miriam, mi asesora de imagen, el 1 de agosto a las 10 am Lima en donde te mostramos cómo crear mejores resultados con tu imagen personal. Registrate gratis en este link.

 

Gaby

Autora: Gabriela Higa

Hey, soy Gab.

Mi misión es ayudarte a fluir como una ninja para que disfrutes de tu vida, escribiendo cada mes en este blog sobre Productividad y Visibilidad Online.

También ofrezco cursos para emprendedoras que puedes chequear aquí.

dejame tus comentarios acá: