Guía para Identificar a tu Cliente Ideal

Como te había mencionado en las cosas que no podías pasar por alto a la hora de hacer Branding, conocer a tu consumidora / cliente es CLAVE. No tenés por qué hablar para todo el mundo ni agradarle a todo el mundo, la realidad es que necesitás a personas que de verdad quieran leerte una y otra vez. Repito: una y otra vez.

Necesitas crear contenido que le sirva, que la motive y que REALMENTE la ayude a lograr algo.

No te pierdas en querer hacer algo viral sólo para generar más visitas y alimentarte el ego chequeando cada tanto cuántas miles de personas hicieron clic en tu página. Si esas personas se van sin recordar tu nombre o tu blog, chau.

Fuiste, hermana. Todo tu esfuerzo se fue al tacho.

Supongamos que te fuiste de viaje sola y que viviste algo totalmente distinto a lo inesperado. Volves a tu casa, te reencontrás con tu grupo de amigas y te pones a contar tu super experiencia. Notarás que después de narrar lo fundamental, una de ellas te hace las mil y un preguntas, quiere saber absolutamente TODO. Mientras le vas pasando toda la info que vas recordando, verás que tu amiga que está enfrente empieza a mirar Facebook a través de su celular y que las otras dos se ponen a hablar sobre otra cosa. Cuando terminaste de cerrar una idea, la que estaba con el celular, de repente cambia de tema y te empieza a contar los chismes del momento. Y ahí se vuelven a sumar todas a la última conversación. ¿Te suena esta escena?

Creo que no hace falta explicar la situación que te conté recién, pero tené en mente a esa amiga que no podía dejar de hacerte preguntas. ¿Por qué será que estaba tan interesada? ¿Es sólo de curiosa? ¿O tal vez tiene ganas de hacer lo mismo y no tiene a nadie más confiable que vos para que le aclare todas sus dudas?

Ahí está el punto. ¿De qué manera podés ayudarla si no sabés qué necesita? 

¡Hacele una serie de preguntas! No te preocupes, no te voy a mandar a hacer una encuesta pública.

Podés agarrar a un par de tus lectoras recurrentes o sólo a una. Es más, si querés podés contestarlo todo vos, en base a lo que conocés de tu comunidad.

La clave principal es ponerse en sus zapatos y reconocer qué cosas de la vida diaria puede mejorar, y de qué manera podés ser vos quien se lo ofrezca.

Para esto te armé un cuestionario de 14 preguntas, que ahora que lo pienso, en realidad se desglosan en un par más, que te van a ayudar a identificar cada uno de los puntos mencionados recién.

Bajátelo, imprimilo, completalo y tenelo adelante tuyo todos los días.

CLICK PARA DESCARGAR EL CUESTIONARIO MODELO PARA IDENTIFICAR A TU CLIENTE IDEAL

#1 ¿De dónde es y en qué rango de edad se encuentra?

#2 ¿A qué nivel adquisitivo pertenece?

#3 ¿Qué nivel de estudios tiene?

#4 ¿Trabaja bajo relación de dependencia o es autónoma?

#5 ¿Está contenta con su trabajo? ¿Por qué?

#6 ¿Cuáles son sus mayores preocupaciones en su vida diaria?

#7 ¿Qué hace en su tiempo libre? ¿Tiene hobbies?

#8 ¿Cuáles son sus mayores gastos y en qué cosas derrocha dinero sólo por gusto?

Quedan un par de preguntas más, que te las paso en el cuestionario para imprimir.

¿Te cuento un secreto? A mí me sirvió ponerle un nombre. O sea, luego de identificarla, la nombré Luana, y a partir de ese momento me es mucho más fácil enfocarme en lo que ella necesita.

No te puedo explicar la diferencia que hizo esto a la hora de crear contenidos. Muchas veces sentí que lo que hacía no alcanzaba y que debía crear algo para todo el mundo, para aumentar las posibilidades de venta.

GRAVE ERROR Gaby, ¿para qué te perder el tiempo escribiéndole a todas las mujeres? ¿No es demasiado?

Yes. Sí, es demasiado y la verdad que crear contenido para todo el mundo, no tiene fruto. 

Entonces ahora, cada vez que tengo que hacer algo nuevo pienso en Luana. Cada vez que publico algo, pienso en Luana. Cada vez que vendo algo, pienso en Luana.

Intentalo vos también, identificalo/a y ponele un nombre!

CLICK PARA DESCARGAR EL CUESTIONARIO MODELO PARA IDENTIFICAR A TU CLIENTE IDEAL Y DEJAR DE PERDER EL TIEMPO!

Conclusión:

Tomate el tiempo de conocer a tu cliente para darle exactamente lo que está buscando, o mejor aún, para saber qué es lo que va a necesitar mañana que todavía no sabe.

Creá algo que haga tu blog inolvidable, algo que tu lectora necesite compartir, algo que marque la diferencia, algo que la quiera hacer volver.

En otros términos, hacé algo que le vuele la peluca.

Espero te haya servido, amiga.

Pelucas volando en 3, 2, 1...

Te mando un re abrazo,

firma

 

¿TODAVÍA NO BAJASTE EL CUESTIONARIO? HACÉ CLICK ACÁ ASÍ TE LO MANDO!

Compartilo en twitter:

[Tweet "Es vital que tengas claro a quién le estás hablando. Te puede ahorrar miles de horas de divague."]