Qué hacer cuando sentís que tu idea no es original

que-hacer-cuando-sentis-que-tu-idea-no-es-original.jpg

No me digas que esa gran idea que se te ocurrió hace poco, ya la usó alguien mas... Se te prendió la lamparita. Creaste una idea BRILLANTE. Una idea que encaja perfectamente con tu forma de ser, con tus ideales, con lo que te gusta hacer. Una idea que te motiva, que te emociona, que te hace FELIZ.

Resulta que a los dos minutos, mientras navegabas de blog en blog, descubriste que esa gran GRAN blogger que seguís ya hizo cien libros - y hasta creó una escuela - sobre esa gran idea que a vos te llegó recién.

Qué bajón, estás paralizado.

Te pincharon el globo.

Ya no es tan emocionante, otra persona lo hizo antes y lo hizo "mejor".

Llegas a pensar que no sos tan original, que llegaste tarde a la repartija de ideas, o lo peor que se te puede cruzar, el famoso "no sos lo suficientemente bueno".

O tal vez pensaste todo eso junto y estás tirado en el piso, tratando de entender por qué te cuesta tanto encontrar qué corno hacer de tu vida.

. . .

¿Te cuento algo re loco?

Le pasa a todo el mundo.

Ya está todo inventado, dicen por ahí. Sí, ¿y entonces qué?

Me pasó una vez de hacer un curso para encontrar ideas - sí, ese curso existe amiga - y de pasar tres semanas tratando de formular una idea de negocio totalmente descabellada sin pies ni cabeza, con tal de hacer algo que nadie hizo antes.

Terminé creando un modelo de emprendimiento que se basaba en un delivery de tortas personalizadas con mensajes personalizados en códigos secretos para sorprender a los agasajados.

Hasta había creado el mismo código de ingredientes, por ejemplo: el chocolate significaba TE AMO, la frutilla significaba TE APOYO, el merengue era PERDÓN.

Entonces la onda era que yo armaba la torta a pedido y la iba a entregar junto con el decodificador, cosa de que mientras disfrutaran de la torta descifraran el significado del mensaje.

Me estoy muriendo de vergüenza al escribirlo, te juro.

Me acuerdo de contárselo a una persona nada más, que fue lo suficientemente respetuosa de no reírse en mi cara. Y se lo conté solo a una, porque era demasiado difícil de explicar y me trababa mucho.

Obviamente esa idea no tomó curso - menos mal -  porque además de ser demasiado complicada, había caído en una crisis depresiva, que no tiene caso contártela.

¿Te imaginás si invertía mis ahorros en eso?

Bah no sé, no le veo sentido, capaz se podría haber tomado como puntapié para otra cosa, pero yo personalmente no hubiese sabido de qué manera.

A lo que voy con esto que te cuento, es que pasé tres semanas de mi vida tratando de armar algo que nadie más hizo, sólo porque quería asegurarme de ser 100% original.

Si me preguntás cuál había sido mi idea antes de entrar en esa locura, mi idea siempre fue emprender para ayudar a otras emprender. HELLOOOU!!!

Entonces, tengo dos cosas para decirte en este momento:

#1 Si alguien más lo hizo, mejor.

Si descubriste que otra persona de tu área ya concretó la idea que se te ocurrió ahora.. ¡Joya! Festejá, amigo. Esto quiere decir que es realizable, o sea que ¡hay mercado!

Cuando me puse a investigar el mundo de la pastelería personalizada, ¿por qué habrá sido que no encontré nada parecido a mi idea, ni en lo más mínimo? Porque nadie iba a comprar ese servicio.

Imaginate que vas al banco a pedir un préstamo para el capital inicial. Te sentás, y empezás a explicar todos y cada uno de los detalles de tu emprendimiento innovador, tratando de no enredarte solo. Ponete en los zapatos del bancario por un momento, ¿qué harías? ¿le prestarías dinero?

¿Cómo podés comprobar que alguien más va a comprar tu producto o servicio, si nunca nadie vendió nada parecido a lo que vos querés ofrecer?

Hacela fácil. No te preocupes por lo que hace tu "competencia" o por no ser "la copia de alguien", mejor preocupate en concretar esa idea de una vez.

#2 Alguien necesita que lo hagas vos.

Pensá en cómo sos vos a la hora de consumir o comprar. ¿Notaste que hay cien mil personas ofreciendo el mismo servicio o producto y elegís sólo a una?

¿Y cómo es que las demás subsisten? Porque otras personas las eligen a las otras.

Es totalmente lógico, pero loco a la misma vez, ¿no?

Pelucas volando en 3, 2, 1...

La cuestión es que no importa que alguien más lo haya hecho, importa que lo hagas vos.

Alguien NECESITA que lo hagas vos. Ya sea por tu forma de hablar, tus ideales, tu historia, o lo que sea, hay personas que no lo van a consumir de alguien más, están esperando a que alguien se lo sirva de la manera que necesitan, y esa sos vos.

¿Cuánto tiempo más vas a estar paralizado?

¿Cuánto tiempo más vas a dejar esperando a tus consumidores?

¡Animate y empezá a concretarla!

Recordá siempre que:

# Si alguien más concretó tu idea, mejor. Hay mercado.

# Alguien necesita que lo hagas vos, no otro.

Te comparto también dos claves a la hora de tomar acción y asegurar tu idea: necesitás conocer e identificar a tu cliente y encontrar y re-definir tu propia voz.

 

Bueno, quiero creer que dejé clara la idea. Espero que te animes a arrancar de una vez y que dejes de prestar atención a lo que no podés hacer, y te enfoques en lo que tenés que hacer.

Beso grande!!!

Gab,-

PD: Si querés emprender fuerte con tu blog, sin importar que haya más blogueros haciendo lo mismo, sumate al training ninja y descargate el kit para bloguers: