Journaling: Cómo usar la escritura para ser más creativa

Este es un guest post escrito por Gabriela Figueroa, comunicóloga, creativa y filósofa, anfitriona del podcast Chica de un Calcetín. En esta oportunidad la invité para escribir sobre el Journaling, una herramienta creativa indispensable para cualquier emprendedora.


Journaling: Cómo usar la escritura para ser más creativa

Hello Dear, en este post vengo a presentarte algo que puede revolucionar tu forma de entender la creatividad.

Y sólo vas a necesitar una libreta y una pluma.  ¡Vamos con ello!

Primero, una pregunta:

¿Te consideras una persona creativa?

Pfff querida, honestamente que a mí está pregunta me quedó grande muchos años. Ni siquiera tenía que hacérmela para decirme a mí misma que yo era una facha para eso de ser creativa. De hecho, me consideraba la chica más aburrida de la nación.

Y es que en ese tiempo asociaba la creatividad con los colorcitos y las florecitas colocadas en las esquinas superiores de los cuadernos de las materias más insípidas como Estadística. Gabs escribió ya un post sobre la comparación y no podría ponerlo en mejores palabras.

Porque en la comparación está la sensación de que una misma, nunca es suficiente.

Así que para hablar de cómo ser más creativa, y cómo usar tu Journaling para ello, primero tenemos que hablar de creatividad. Pero tal vez te estés preguntando, ¿necesito ser creativa?

 

3 razones por las cuales deberías buscar ser más creativa

 

1. Te quita el aburrimiento de tu vida

Siendo franca, la vida es a veces monótona. Un día se ve igual al anterior y al anterior, ¡y al anterior!

No podemos evitarlo, intentar vivir cada día como si fuese el último, generaría un estrés digno del Olimpo. Así que pasamos la mayor parte de la vida creando rutinas y monotonía.

Ser creativa te va a ayudar a encontrar en las sutilezas y las pequeñas alegrías, momentos invaluables que cambien la rutina y tu percepción.

 

2. El pensamiento lateral mejora tu trabajo

Ser creativa es encontrar otros caminos, dejar lo convencional, explorar otra forma de hacer las cosas. Esto es muy valorado por todos, tus jefes, tus potenciales clientes y tu competencia.

Salirte de la caja es fundamental para tener un valor agregado como profesional. Incluso en las áreas menos “creativas” por ejemplo una contadora, donde en apariencia todo puede ser muy mecánico, siempre hay visionarias que pueden encontrar formas más sencillas y eficaces de hacer el trabajo de siempre.

 

3. Ser creativa te ayuda a mejorar tu autoestima

Cuando nuestra vida es aparentemente aburrida y nuestro trabajo o resultados, también lo son. Terminamos por generar una superposición, en la que “Mi vida es aburrida” pasa a ser “Yo soy aburrida”.

Y una persona que siente que es aburrida desarrolla pánico por las conversaciones, tiende a inventar o ficcionalizar su vida o de plano a evitar conocer e interactuar con personas porque “no tiene nada que decir” y puede ir evolucionando hasta hacerla sentir incompetente y hacer que dude de sí misma constantemente.

Ser creativa mejora tu vida y tu autoestima. Te sientes más lista para comerte al mundo.

Y aquí, inevitablemente, sigue una pregunta que nos golpea a todas cuando decimos que queremos ser creativas.

 

 

¿Se puede ser creativa o se nace con el don?

Hasta la fecha las personas creativas se definen como tal porque de pequeñas dibujaban o hacían cosas que sus padres consideraban creativas y fueron alimentando esa creencia. Contrario a otras, como yo, que mis padres me hicieron pensar que era una chica muy poco habilidosa para cualquier cosa relacionada a la creación.

Gaby no es buena dibujando (Y es verdad)

Gaby no es buena bailando (Y es verdad)

Gaby no es delicada, todo lo rompe. Es torpe (Y es verdad)

Pero resultó que Gaby era así y aprendió, poco a poco, a ser creativa. Hoy sé bailar, sé hacer garabatos y ya rompo cosas en un 50% menos ;D

Los seres humanos tenemos la increíble capacidad del aprendizaje y la creatividad es una habilidad más, no es un don divino ni un milagro que ocurra de vez en vez.

Es dedicación, constancia, compromiso y muchos errores en el camino.

Así que…

¿Qué diablos es la creatividad?

Si piensas en Dalí, ¿dirías que es creativo?

Si piensas en Da Vinci seguro también crees que fue creativo.

Ahora pensemos en Messi, el jugador de fútbol más grande de nuestro tiempo. ¿Lo podrías considerar creativo?

Y si te acuerdas de tu abuela, ¿qué te viene a la mente con sus remedios caseros y sus consejos sabios?

Durante mucho tiempo hemos hecho una asociación de la palabra creatividad con la capacidad de hacer cosas bonitas y originales. Esa correlación de “Es bonito es creativo” está arraigada, sino piénsate cuál fue el adjetivo con el que describiste a la persona que hizo los centros de mesas de la última boda a la que fuiste.

Así sumamos que consideramos creativa a una persona cuando lo que esta hace con sus manos es tangible y bonito.

Y entonces recuerdas tu último intento de hacer una manualidad o una torta decorada. Y se te sale un “Caspitas Batman, es que yo no soy nada creativa” Y sí, probablemente es por el factor que mencioné arriba: La comparación.

*Fucking comparación!*

Aunque sea un disgusto admitirlo, la mayoría de personas nos rendimos en algo sin siquiera intentarlo, simplemente por ver que otra persona lo hizo mejor que lo que nosotros podríamos hacer alguna vez.

Este es el caso de muchos ilustradores quienes aman dibujar, pero que, al ver la increíble calidad de sus colegas, terminan tirando todos sus libros de prácticas.

Hay una decepción marcada cuando en la comparación siempre salimos perdiendo y una tendencia a abandonar para no enfrentarnos a la idea de fracaso. Es menos impactante para nuestra autopercepción decir: “Yo no soy creativa, eso no se me da” que decir “Lo intenté, pero me siento una fracasada con mis resultados”.

En la primera es más sencillo evadir el asunto y luego escuchar a alguien reconfortarte con palabras lindas en plan: No, no amiga, claro que puedes hacerlo. ¡Anímate!

Pero quiero contarte algo, las personas que dejaron de compararse e hicieron sus propios caminos, lo lograron. ¡Lo mega reventaron!

Cuando escuché que muchos ilustradores dejaban sus carreras por el camino porque se comparaban con otros que lo habían hecho mil veces mejor, me di cuenta que debíamos replantearnos las cosas.

Mira, Miguel Ángel es considerado uno de los artistas más grandes de la historia. ¿Quién va a negarlo?

 
PORTADA-capilla.jpg
 

¿Pero te imaginas que desde 1495 a la fecha, toda la producción pictógrafica fuese así?

Todo porque nadie se animó a desafiar el status quo de la situación, porque seguramente hacer algo diferente acarrearía críticas y acuses de mediocridad.

Pero pasó, la gente no se atascó, hubo valientes que hicieron sus propios caminos y estilos pese a todo. Si no, mira a Saul Steinberg, quien casi 500 años después se consagró como un importante ilustrador en el New York Times.

Y vamos, ves esto y no crees que se dedique a lo mismo que Miguel Ángel.

 

 Autoretrato de Saul Steinberg 

Autoretrato de Saul Steinberg 

¿A qué voy con todo esto?

Que la comparación, la inseguridad y la comodidad pueden hacer que te atasques, puede estar impidiendo que despliegues todo tu potencial no solo en tu trabajo sino en tu vida, tus relaciones, tus hobbies, tus formas de llevar tu existencia que al final, se acaba.

Puse el ejemplo del ilustrador porque es mucho más gráfico, pero puedes llevar la creatividad a todo, así nunca toques un papel o pegues diamantina en una hoja.

Sephko, una viñetista, creó este panel que no puede ser más claro. Joder.
 

 Artestima por Sephko

Artestima por Sephko

 

Pensamiento lateral o cómo hacer originales unos hotcakes

Puede que a esta altura pienses: "Vale, pero ser original es hiper complicado."

Y ojo ahí.

No hablamos de originalidad, sino de creatividad.

Original es aquél que inventa, de 0, algo. Es la piedra fundadora. Y para el 2018 la gran mayoría de cosas están inventadas y si alguien llega a inventar algo 100% nuevo, no tenemos forma de saberlo pues hará algo que no se parezca a nada.

Así que no aspires a ser original, yo no sé si quiera si a día de hoy sea posible tener una vida original 100%.

Aspira a ser creativa.

Lo creativo es más sencillo.

Se trata de combinar y moldear lo que ya existe, unir puntos donde antes no se unían y encontrar soluciones con elementos que no se habían puesto juntos antes.

Ser creativa es mirar desde un lugar distinto al convencional para encontrar o crear caminos que antes no estaban recorridos.

Aquí en mi ciudad hay una franquicia llamada Bubble Waffles, son waffles que, en vez de los típicos cuadritos, tiene burbujas a las que bañan con diferentes sabores.

Pues como vez no es una idea super creativa, pero es un negocio que tiene éxito aquí porque hace divertida la experiencia de comer waffles.

Y si te diviertes comiendo waffles, joder, estás del otro lado.

 Dibujo para The New Yorker por Saul Steinberg 

Dibujo para The New Yorker por Saul Steinberg 

 

¿Y se puede tener una vida creativa?

Con el ejemplo de los waffles quiero dar a entender que ser creativa no es encontrar la piedra filosofal o juntar las gemas del infinito para destruir medio universo.

Journaling: Cómo usar la escritura para ser más creativa   #journaling #escrituraterapeutica #creatividad #desarrollopersonal
  • Se trata de las pequeñas cosas, de los ligeros cambios de tuerca.

  • Se trata de cómo solucionas ese atasco en tu trabajo.

  • Si eres bloguera, es como abordas el mismo tema y que no suene para nada igual.

  • Si eres madre, es como le enseñas a tu hijo a ir al baño y luego viralizas el método como una crack en grupos de whatsapp.

  • Si recién te mudaste es cómo creas un espacio nuevo que sientas como el hogar.

  • Si tienes 8 años con tu pareja, es cómo siguen haciendo las mismas cosas y cada vez es diferente.

 

Así se vive una vida creativa. Si quieres podrías decir que hasta tiene que ver con romper las reglas.

El movimiento feminista fue lo más creativo de su época.  (¿Una mujer votando? ¿Pero a quién se le ocurrió semejante barbaridad?)

O cuando, llegó el momento en que un psiquíatra se dio cuenta que las prácticas quirúrgicas de lobotomía no estaban ayudando a los pacientes y podía encontrar otra manera. Ya sabes, lo usual. En vez un agujero en el cerebro, desarrollar un fármaco para calmar las psicosis.

Y bien, no había que ser muy avispado para ver que la lobotonia era un poco barbárica:

“Freeman utilizó literalmente un picahielo y un mazo de caucho en vez del procedimiento quirúrgico estándar. En un acto espantoso, Freeman martilleaba el picahielo en el cráneo apenas sobre el conducto lacrimal y lo movía hasta cortar las conexiones entre el lóbulo frontal y el resto del cerebro”.

Romper ideas y paradigmas asentados por nuestra cultura son una muestra de creatividad y pensamiento lateral.

Tener una vida creativa tiene más que ver con ser capaz de ver lo que otros no ven y hacer algo al respecto.

 

Vale, ¿Y cómo uso mi Journaling?

El Journaling no es más que la herramienta, a veces entre tanta papelería y pines hermosos de Journals, nos quedamos con la idea de que el Diario personal es el cambio personal. En este caso tu creatividad no está en hacer o no Journaling.

Sino caeríamos en la falacia de creer que por dibujar o aprender a hacer lettering, estaríamos siendo creativas.

Nop, nop.  Entonces ¿Por qué un Journaling en vez de cualquier otra cosa?

Porque escribir es la mejor manera que conozco de que una persona lleve un registro tangible de un cambio que es más bien interior, es el recuerdo del recorrido que está caminando y una forma de apoyo en el transcurso de este.

Las palabras son contundentes, reflejan un mundo interior y nos ayudan a resignificarlo, aquí hablo de la autoterapia escrita.

Y como todo lo que queremos aprender y ejercitar, hay procesos, técnicas y habilidades. Aprender a ser creativa es como aprender un deporte y prepararte para una competencia.

Tiene un proceso, sus tiempos y su disciplina.

Así que quiero presentarte el proceso creativo.

proceso creativo
  • Planteamiento del problema

Lo primero es identificar qué queremos resolver, qué problema tenemos.  Y esta es una parte fundamental, porque si resolvemos un problema superficial en vez de ir al verdadero meollo del asunto, quedamos estancadas.

¿Cuántas veces has hecho un montón de cosas para después darte cuenta que eso no era lo que tenías que resolver primero?

  • Acopio de datos

La creatividad no es espontánea, es como improvisar: Requiere materia prima. Esa materia prima es información y no cualquier información, sino que es lo que expresamente buscamos que resuelva este problema.

En este paso eres una aspiradora.

  • Incubación, combinación, caos

Pones toda la información sobre la mesa y te pones a unir esos puntos inconexos, combinas, pruebas, revisas, es el momento del juego. Aquí hay muchas técnicas para hacerlo, desde las famosas brainstorming, mapas mentales, la técnica de los 4 sombreros, entre otras.

  • Iluminación

Tiene un nombre hípster, pero es cuando se nos revela la idea. Muchas veces a media ducha o sentada en el retrete, me ha pasado. Lleva algo en lo que anotar, siempre.

  • Evaluación

No todas las ideas que nos llegan en la etapa anterior son viables, hay que evaluar su factibilidad, realización, posibilidad entre otras cosas, antes de llevarle a la ejecución.

  • Elaboración

Ahora sí, a poner en práctica tu idea.

  • Comunicación

Sin la retroalimentación y el contacto con otras personas que puedan ayudarnos a ver lo que no vemos, nuestra idea nunca evoluciona. Así que sí, llega el momento de comunicarte.

Si piensas en la forma en la que resuelves tus problemas, tal vez te percates que ya haces parte de este proceso de forma inconsciente.

¡Eso es genial!

Es cosa de practicar y hacerlo consciente, mi sugerencia siempre será que te apoyes de un Journaling, escribir es muy poderoso.

Gracias por leerme hasta el final.

Si quieres saber más sobre los Journaling y cómo usarlos en tu vida diaria puedes ir a mi blog.

Y qué me dices, ¿crees que eres creativa o que puedes aprenderlo?

 
Gabriela Figueroa

Autora: Gabriela Figueroa

Soy Gaby Figueroa, mi vocación es abrir nuevos puntos de mira y mi lema es que no hay una sola forma de vivir, ¡eso sería aburrido!

Uso el Journaling como una herramienta de desarrollo personal y creatividad, y me especializo en enseñar a mujeres a comunicarse de manera efectiva para tener tener mejores relaciones. 

Seguila en Instagram / Facebook / Youtube


mi foto.jpg

Editora: Gabriela Higa

Hey, soy Gab.

Mi misión es ayudarte a fluir como una ninja para que disfrutes de tu vida, escribiendo a diario en este blog sobre Productividad, Ventas y Visibilidad Online. También ofrezco cursos online para emprendedoras y gestiono cuentas de Pinterest para empresas.

Comparte este post con tus amigos: