Por qué los Creativos Odian Vender + 3 Mitos Desmentidos sobre Ventas y Dinero

Hola amiga! ¿Cómo van esas ventas? Qué pregunta invasiva, ¿no?

Te cuento algo: Yo odiaba vender. Lo odiaba con toda mi alma.

Lo peor de saber eso es que encima, necesitaba hacerlo.

Necesitaba dinero. A ver... ¿quién no necesita más dinero?

Lamentablemente, la mayoría de los espíritus creativos fuimos mal educados en cuanto al trabajo y a la remuneración.

Si te gusta este post, pinealo!

Si te gusta este post, pinealo!

No sé cómo te habrá pasado a vos pero en mi caso, mis padres me enseñaron que lo único en lo que debía enfocarme en la vida era en ser buena persona y hacerle bien a los demás, que la recompensa divina me iba a premiar mis esfuerzos - además de que tenía que tener un título universitario y trabajar en una corpo... what???

Obvio que tienen razón, pero de grande me pregunté: ¿Es suficiente ser buena, para cumplir mi propósito y disfrutar de una total libertad financiera, o mejor dicho, "riqueza"?

El problema de basarse en ese principio, era que colateralmente, uno podía llegar a pensar que si otro, además de ser bueno, era ambicioso, se iba a ir por el "mal camino". Cosa totalmente descabellada.

Como creativa inadaptada, siempre tuve este dilema. Saber que me merezco tener una vida libre y abundante, pero que sólo tener que esperar a que ese momento llegue solo.

Ya estoy llegando a los 30, y todavía no di la vuelta al mundo, de la forma que me gustaría. Hey, cada uno tiene sus sueños. No me juzgues.

Comprobé que se puede viajar con poco y nada, pero de chica, no soñé con ser mochilera. Soñé con viajar bien, y para viajar bien, hay que tener dinero...

Entonces, ¿qué onda? Si trabajo bien, ¿Cómo puedo generar más ingresos?

Fácil, my friend: VENDIENDO MÁS!

Si bien sabemos que tenemos que vender, siempre nos terminamos tirando abajo, por otros mitos como estos:

Mito #1: "Los creativ@s no son buenos vendedores, menos si son introvertid@s."

Agarrate la peluca antes de que se te vuele.

Los introvertidos generalmente cumplimos con estas 3 características, entre otras:

- Somos hiper sensibles y sentimos empatía fácilmente.

- Odiamos cometer errores, o peor aún, si los cometemos, nos morimos de vergüenza cuando los demás lo notan.

- Preferimos escuchar antes que hablar. Y si hablamos, mejor decir algo coherente, si no ni hablamos.

A) Si sos capaz de sentir empatía por los demás y podés hacerlo con tu cliente, serás capaz de detectar sus necesidades reales, que generalmente están escondidos de la superficie.

B) Si sos tan perfeccionista, serás capaz de adelantarte a las posibles objeciones, o excusas, que va a inventar tu cliente por miedo a comprar. En tal caso, podés prepararte de antemano y resolver esas dudas antes de que surjan.

C) La única manera de saber qué es lo que tu cliente necesita exactamente, es escuchándolo. Si tenés la costumbre de escuchar antes que hablar, tu cliente no te verá como alguien que quiere vender, sino como alguien que quiere ayudar. Y no existe mejor vendedor que ese.

¿Viste qué zarpado?

Tu trabajo no consiste en entretener a tus clientes, sino en proveer soluciones creativas para ese problema que no los deja dormir, y ayudarlos a elegir la que mejor trabaje para ellos.

Mito DESMENTIDO! Ojo con creer que para vender tenés que ser extrovertido o el alma de la fiesta. Si no me creés, mirá cómo te desgloso una venta personalizada en esta guía.

Tu trabajo NO consiste en entretener a tus clientes, sino en proveer soluciones creativas para ese problema que no los deja dormir, y ayudarlos a elegir la que mejor trabaje para ellos.

BAJATE LA GUÍA SUPER MEGA HIPER COMPLETA PARA VENDER COMO NINJAS CON UNA ESTRATEGIA DE VENTA DESGLOSADA PARA NO VENDEDORES.

Mito #2: "Los clientes odian que les vendan, quieren comprar en base a sus propias decisiones."

Es cierto que existen vendedores que son peor que la ladilla - y eso que todavía no la contraje, pero me han dicho que es bastante horrible...

Recuerdo haberme enfrentado con vendedores SUPER agresivos y terminar odiando empresas gracias a ellos.

Una vez acompañe a mi mamá al shopping a comprar un regalo para un primo. Entramos a Kevingston, un local de ropa de hombre con muy buenos vendedores. Justo nos tocó el más HDP. Justo. Mi mamá es re buena y yo también, pero ese día me fui con la vena hinchada de bronca.

Nosotras sólo queríamos una remera, y el vendedor nos quiso encajar todo. Pero TODO. Cuando le dijimos que no, nos tiró una frase que me sonó muy despectiva, simplemente porque no le seguimos el juego.

Por vendedores como él, es que lamentablemente la profesión está mal vista. Pero OJO, no debería ser así.

La realidad es la siguiente: Tus clientes necesitan ser aconsejados a la hora de tomar decisiones de compra. No siempre saben lo que necesitan o lo que les conviene más. Lo que no quiere decir que sea tu deber presionarlos con algo que no quieren...

La realidad es la siguiente: Tus clientes necesitan ser aconsejados a la hora de tomar decisiones de compra. No siempre saben lo que necesitan o lo que les conviene más.

El tema está en cómo le ofrecés tu consejo. Antes de que te compre, tu deber es ayudar a tu cliente. Tu deber es darlelas herramientas para que tome decisiones de compra con mayor seguridad.

Podés vender desde un vestido hasta un cuadro pintado a medida. Tu cliente sólo quiere un vestido, pero no sabe cuál le quedaría mejor de acuerdo a su figura. Tu cliente sólo quiere un cuadro, pero no sabe cuál combina mejor con el espíritu de su hogar.

Entonces, el mito otra vez es INCORRECTO.

Tu cliente necesita que le vendas, y siempre estará de acuerdo en que lo ayudes a tomar una decisión, si lo hacés en su favor.

El problema con los malos vendedores es que no escuchan, y no piensan en ayudar al cliente. Sólo quieren vender algo, lo que sea.

En tu caso no tiene que ser así, para nada. Es parte de tu trabajo asesorar y vender lo que mejor le convenga a cada uno. Fijate en esta guía especial cómo realizo una venta asistiendo las necesidades de una cliente.

BAJATE LA GUÍA SUPER MEGA HIPER COMPLETA PARA VENDER COMO NINJAS CON UNA ESTRATEGIA DE VENTA DESGLOSADA PARA NO VENDEDORES.

Mito #3: "Si un producto es bueno, se vende solo."

A ver, señoras y señores. Esta es una trampa de la gran siete.

¿Quién dice que algo es suficientemente bueno como para que se venda solo?

O sea, ¿quiénes son los benditos compradores que caen del cielo sabiendo que tu producto es tan bueno?

La peor trampa de este mito, es que es parcialmente cierto. En realidad, debería ser así: "Si un producto es bueno, es más fácil venderlo."

¿Ves la diferencia?

No quiero pecar de maliciosa, pero si yo fuese la dueña de la famosa empresa que vende productos de buena calidad, yo desparramaría este mito a "modo inspirador" para que mi competencia se duerma en los laureles enfocando todos sus esfuerzos en hacer sus productos tan buenos que "se vendan solos" y dejar de lado las estrategias de venta.

Tu producto puede ser el más elaborado del mundo, pero aun así necesita que alguien lo venda.

Si este mito es parcialmente cierto, entonces es INCORRECTO.

Tu producto puede ser el más elaborado del mundo, pero aun así necesita que alguien lo venda.

Porque además, ¿quién dice que un producto es mejor que otro?

La creatividad y la estrategia tienen que ir de la mano en todo tiempo.Amig@ creativ@, ¡no te duermas!

[Tweet "Si un producto es bueno, se vende solo... Las pelotas!"]

No le creas al que te diga que sólo te enfoques en hacer las cosas bien, aprendé a vender antes de que te duerman.

BAJATE LA GUÍA SUPER MEGA HIPER COMPLETA PARA VENDER COMO NINJAS CON UNA ESTRATEGIA DE VENTA DESGLOSADA PARA NO VENDEDORES.

Amig@ Creativ@: Sos capaz de vender lo que quieras.

Si sentís que necesitás ayuda para entender cómo se debería vender, bajate esta guía completa en donde te desgloso una venta personalizada, para que veas cada uno de los pasos.

¿Qué opinas al respecto?

¿Alguna vez sentiste que podrías haber vendido más y no lo hiciste por miedo a molestar a tu cliente?

Dejame tu opinion en los comentarios.

Si este artículo te fue útil, no dudes en compartirlo con tus amigos!

Te mando un beso grande,

Gab,-