Cómo me organizo para viajar siendo emprendedora [y disfrutar del viaje]

Cómo me organizo para viajar siendo emprendedora #productividad #organizacion #emprendedoras #viajar #viajes #asana #gabrielah #fluirconasana

Hacía rato que no escribía para GabrielaH y es que mudé mis contenidos sobre Pinterest a mi nueva web llamada Pincha Marketing.

De ahora en más, GabrielaH es el blog en donde te comparto mis secretos como emprendedora digital para acompañarte en el camino y en este post te contaré cómo me organicé para viajar y disfrutarlo todo.

El mes pasado, en Agosto, me fui de viaje a Campo Grande, Brasil, con mi abuela paterna.

La idea del viaje surgió en Abril, cuando mi abuela me propuso acompañarla para visitar a sus sobrinas. Como ella tiene 88 años ya, no quiere viajar solita, y menos a un lugar en donde no sabe el idioma.

 

Anímate a aprovechar las oportunidades

Cuestión que en esa época, yo estaba en plena transición de GabrielaH a Pincha Marketing. Era como empezar todo de cero otra vez, pero igual me propuse disfrutar de este viaje lo más posible, porque sabía que podía hacerlo, y porque la oportunidad de viajar con mi abuela iba a ser única. Bah, en realidad no. Te tiro un spoiler: Estamos planeando un viaje más lejos para el año que viene.. Yupi!!

Si bien ella tiene 88 años, no parece tan grande, en comparación a otras abuelas. Es más, hay momentos en los que parece que tiene más energía que yo! Entonces, también aproveché el viaje para aprender cómo corno hace para vivir tanto, ya que nunca había pasado más de un día entero con ella.

En vez de contarte sus secretos longevos, voy a lo que viniste a leer.. y es cómo me organicé. Ojo, puedo escribir sobre mi abuela, si te interesa (dejame saber en los comentarios).

Para comenzar quiero contarte cómo es mi trabajo para comprender mejor el contexto.

Como te decía recién, en abril me animé a "dejar" GabrielaH por un tiempo, para embarcarme en la creación de un negocio muy diferente. Pasé de bloggear y vender cursos sobre Pinterest, a administrar cuentas de Pinterest de otros negocios. Es como que cada cliente presenta un desafío, que depende mucho de la estrategia que yo decida aplicar.

 

Utiliza un gestor de Proyectos

La transición no fue tan simple como suena. No es que dije: "Me voy a dedicar a manejar Pinterest para otras personas" y de repente me cayeron clientes del cielo. No, ojalá. Comencé un trabajo de hormiga, por decirlo de alguna forma, mientras luchaba con mi impostora que se negaba a dar el salto y dejar todo lo que había construído antes.

Entonces, mientras hablaba con mi abuela de viajar a Brasil, en mi mente pensaba: "Cómo corno voy a pagarme un viaje si estoy en pelotas?". Pero mi intuición me decía que todo iba a llegar en su momento, y que mi prioridad debía ser organizarme para poder disfrutar de estar allá con mi abuela.

Para organizarme, mi herramienta aliada fue Asana, un gestor de proyectos digital, en el que puedo volcar absolutamente todo lo que quiera, y organizarlo en distintas listas.

Comencé por crear un proyecto llamado: Viajar a Campo Grande con Obachan. Ahí volqué todo lo relacionado al viaje, como por ejemplo, los precios de los vuelos, los documentos necesarios, los teléfonos de la familia en Brasil, cosas que quería comprar, etc.

También listé las tareas, como sacar la Visa para mi abuela, vacunarme contra la fiebre amarilla, reservar un hotel para la conexión en Sao Paulo, etc.

 

Planifica tiempo de "pre viaje" o amortiguamento

Con respecto a mi trabajo, había comenzado con metas muy altas, pero después las bajé, porque no quería estar cargadísima de trabajo al mes del viaje. Aparte, me había propuesto hacer un podcast, tarea que lleva más tiempo que sólo bloggear (aunque parezca todo lo contrario).

Tenía un montón de cosas para cambiar y otras para empezar desde cero, entonces decidí avanzar a paso firme, haciendo tareas contundentes todos los días, sabiendo que tenía que desacelerar los compromisos para antes del viaje.

Es más, me di dos semanas de pausa pre viaje para dejar más espacio todavía.

Imaginate un tren de carga con diez vagones pesadísimos, yendo a toda marcha, desacelerando tres kilómetros y frenando dos, para poder detenerse. Eso para mí, ilustra algo como el tiempo de frenado o amortiguamento en tus proyectos.

 
 

Las tareas contundentes que realizaba era la creación de contenidos - podcast y artículos escritos, contactarme en frío con distintas marcas para hacerme conocer, ofrecer reuniones y asesorías a interesados, y al mismo tiempo, implementar estrategias de Pinterest en las cuentas de mis primeros clientes.

Es notorio que tengo que delegar cosas, lo sé, pero si yo no aprendo a acelerar y desacelerar por mi cuenta, más difícil será con otra persona a bordo.  Imaginate el tren con otro vagón más.

Entonces, de Abril a Junio le di con todo, sin pensar en el viaje.

En mi Asana, tengo una lista de proyectos futuros, con la etiqueta "no ahora".

Me di cuenta de que cuando me obsesiono con cosas del futuro, meto la pata en el presente, no dándome lugar a disfrutar lo de cada momento. Por ende, el viaje ya estaba pactado y lo único que hice meses antes fue sacar los pasajes y la Visa. Después, hasta julio, ni me enteré que me iba de viaje.

En julio, ahí sí acerqué la lista del viaje en Asana, como recordatorio de que tenía que empezar a desacelerar. No iba a pactar reuniones ni comprometerme con nadie para agosto. Tenía que cerrar cosas ese mes, o patear otras para septiembre. Agosto era como un mes invisible. No estaba en el calendario.

En lo que refiere a mi trabajo en sí, como Pinterest Manager, siempre que haya creado una estrategia inicial, la mayoría de las tareas las puedo programar con anticipación y mientras estoy fuera, sólo me conecto a monitorear. Además, me había organizado para crear una membresía VIP que servía de apoyo para consultas 24/7. Lo que no podía automatizar era el armado de reportes, pero como iba a volver antes de fin de mes, podía hacerlos una vez de vuelta en la oficina (bueno, mi casa).

En tu caso, como estás manejando tu propio negocio, sos vos quien decidirá qué hacer con tu trabajo. Es posible que te tomes unos días off o que armes una agenda liviana para seguir trabajando mientras estás de viaje.

Lo importante siempre va a ser que lo planifiques de antemano y que empieces a "practicar" trabajar menos unas semanas antes, cosa de que puedas disfrutar de tu viaje desde el momento que llegás.

 

Si es posible, achica tus costos

Respecto a lo económico, había días en los que me quería pegar un tiro de los nervios. El servicio de Pinterest era algo demasiado innovador y no era tan fácil de vender como un curso online o una asesoría. Por eso decidí enfocarme en hacer lo mejor para los poquitos clientes que se habían animado a contratarme, seguir construyendo relaciones a paso de hormiga y, por otro lado, achicar costos. 

De pagar 100 dólares de email marketing con Convertkit, estoy pagando 10 con Mailerlite. De pagar herramientas bonitas como Typeform y Zapier que salen casi 40 dólares cada una, me pasé a lo básico de Google Forms y automatizaciones gratuitas de IFTTT. También bajé el plan de Teachable, y aproveché para matar dos pájaros de un tiro al quitar todos mis cursos online, salvo el de Fluir con Asana, porque si bien los podía dejar a la venta, cuando vendía alguno, mi mente se dispersaba pensando en las mejoras que necesitaba cada curso. 

Cuando decidí dejar GabrielaH por Pincha, sabía que la transición me iba a "costar caro". Caro en el sentido de que iba a tardar mucho en repuntar, porque estaba cambiando de cliente y de rubro. Entonces, con el viaje, por un lado me sentía muy presionada y por otro, quería disfrutar de unas buenas vacaciones porque estaba sufriendo un poquito. 

Y vos.. ¿podés achicar alguno de tus costos para alivianar la presión económica? Recordá que después podés volver a contratar cualquier servicio, no tiene por qué ser definitivo.

 

Atrévete a Fluir

Gracias a mi pareja, que siempre me anima a fluir, y a una life coach, que me dio una sesión en la que me di cuenta de que ya estaba trabajando bien, empecé a desacelerar. Dejé de presionarme y comencé a disfrutar de lo que ya estaba viviendo en casa, antes de irme de viaje, así allá disfrutaba el doble.

En fin, con mi Asana organizado siempre al pie del cañón, llegué a agosto muuy tranquila. Tanto, que tuve lugar para tomar a un cliente espontáneo. 

Para preparar las cosas que iba a llevar, usé Pinterest, claro. Hasta me fui de shopping antes de viajar porque quería renovar el guardaropas.

En eso sí demoré bastante, pero bueno, no era trabajo. Aprendí mucho sobre estilo e imagen personal para seguir de shopping en Brasil, ja!

El 14 de agosto nos fuimos. Lo compartí todo en Instagram Stories. Fue uno de los viajes más divertidos que tuve.

Viajar con Obachan

Estaba pensando en escribir sobre el viaje, pero creo que lo voy a hacer en otra oportunidad. Si te interesa, claro. ¿Qué decís? ¿Lo escribo? No tiene nada que ver con productividad ni emprendimiento, pero tengo mucho que compartir... Dejamelo saber en los comentarios.

Mientras tanto, yo estoy volviendo a retomar la marcha. Mi locomotora está encendida y Pincha Marketing se viene con todo.

Gracias por leer este post, espero haberte dado ideas para organizarte para viajar mientras emprendes.

Si te gusta la tecnología, te invito a sumarte al curso Fluir con Asana, en donde aprenderás a ser más productiva y lograr tus objetivos fluyendo como el agua con un gestor de proyectos digital re bonito!


mi foto.jpg

Autora: Gabriela Higa

Hey, soy Gab.

Mi misión es ayudarte a fluir como una ninja para que disfrutes de tu vida, escribiendo a diario en este blog sobre Productividad, Ventas y Visibilidad Online. Tambien ofrezco cursos online para ninjas avanzadas y gestiono cuentas de Pinterest para Empresas.

Comparte este post con tus amigos: