Por qué no estás generando ingresos con tu Blog y cómo LO PODÉS revertiR

Si nos cruzamos en este mundo digital, probablemente sea porque estés indagando sobre cómo generar un ingreso real a través de tu blog.

No porque sea algo milagroso, sino porque sabés que podés hacerlo.

Vivimos en una época en la que no tenemos que salir de nuestras casas para adquirir lo que necesitamos.

Primero y principal, puede que no estés generando ingresos online porque no tenés nada propio a la venta. - Duhhh, obvio Gaby.

Ok, lo aclaro por las dudas porque yo también trabajé para ganar dinero con publicidad y por enlaces afiliados y no me gustó el dinero que vi.

O sea que, si querés generar ingresos de verdad, será mejor que enfoques tus esfuerzos en vender algo propio, en lugar de ayudar a otros a vender más.

Mirá todas las posibilidades que hay:

Si queres algo del supermercado, vas a su sitio web, hacés el pedido, pagas y pum, viene la camionetita a tu domicilio.

Querés cambiar tu estilo de alimentación y hacer una transición vegana. Ya sabés que no tenés que irte a una comunidad o a un retiro. Te bajás libros y videos para aprender nuevas recetas y las aplicás con lo que pediste en el super.

Si querés estudiar y aprender cosas nuevas, tenés cursos online de lo que se te ocurra. No tenés que comerte el viaje hasta el instituto sino que lo hacés desde la comunidad de tu living.

Necesitás un consejero, una guía, coach, psicólogo. Ya sabés que si no querés ir hasta el consultorio u oficina, arreglás las sesiones por skype y listo.

Estás planeando el viaje de tu vida. ¿Para qué acercarte a una agencia de viajes cuando hay cientos de personas explicándote el paso a paso para iniciar tu gran aventura?

Tenés familiares que viven al otro lado del mundo y lo único que te separa de ellos es una pantalla. Podés ver su día a día desde las redes sociales y conocer a través de una transmisión en vivo a ese sobrino que acaba de nacer.

Como verás, hoy, a días del 2017 casi todo es posible.

No porque sea fácil, sino porque este modo de vida ya es una realidad.

La pregunta es, ¿y cómo vas a hacer vos para sacarle partido?

Antes de arrancar, quiero que sepas que la única competencia con la que te vas a encontrar, sos vos mismo. Los demás son de palo.

En este mundo 2.0 gana el que le mete más pilas. No hay vueltas.

No estás generando ingresos porque dudás demasiado. Querés tener todo perfecto, sabiendo que nunca se llega a la perfección.

No estás generando ingresos porque no te conocés bien. No querés reconocer que sos pésimo en ciertos aspectos y que sos lo mejor que existe en otros.

No estás generando ingresos porque tenés miedo a fallar. Miedo a la exposición. Miedo a equivocarte y que otra vez te vean como un fracaso.

No estás generando ingresos porque no invertís lo necesario. No hacés lugar en tu agenda, no separás dinero para invertir.

- Basta de pálidas, Gaby.

¿Cómo vas a revertir todo esto?

 

► Aceptá tus dudas y accioná igual.

Yo dudo constantemente. Es normal. La única manera de tirar abajo esas dudas, es comprobando si son ciertas o no.

Si tenés tu Blog sin publicar porque hay algo que no te convence, publicalo igual. 

Si planeaste publicar un producto o servicio pero no está terminado, promocionalo igual.

Hace tiempo que querés hacerle una entrevista a un referente y creaste un mail para enviarle, pero lo dejaste guardado en borradores porque no sabés si le va a gustar la idea. Enviáselo ahora.

No esperes la perfección. Está bien ser imperfecto. Al que no le guste, que se vaya a otro lado y punto.

 Reconocé en qué sos bueno y en qué no. Está bien ser imperfecto.

Preguntate siempre, ¿cómo puedo ayudar a alguien HOY con lo que sé y tengo AHORA?

Siempre vas a partir de esa base. No busques más respuestas, buscá preguntas que vos puedas responder ahora.

Para emprender online no tenés que vender marketing digital, en todo caso, el día de mañana contratás a alguien que te haga el marketing. No creas que ese es el único camino.

Tampoco creas que tenés que enseñar a hacer negocios. Yo lo hago porque sé hacer dinero, pero si me preguntás cómo mantenerme sana y alimentarme bien, no lo sé. Incluso, compré un aparato para hacer jugos verdes, y no tengo idea de qué meter además de pepino… Asi que tengo que buscar alguien que me enseñe a hacer jugos ricos, porque Pinterest me abruma.

¿En qué cosas te piden ayuda tus conocidos?

¿En qué cosas tenés experiencia?

Empezá a reconocer tus fortalezas, si no lo hacés vos primero, no tiene por qué hacerlo alguien más.

Por el otro lado, reconocé que no sos bueno en todo y que nunca lo vas a ser.

Dejá ir lo que no te sale. Reconocelo y tercerizalo.

► Las posibilidades de fallar están siempre. Hagas o no hagas nada. 

Es más, no te voy a mentir. A nivel mayor de acción, mayor complejidad de problemas.

Como emprendedor, te vas a exponer. Es consecuencia natural de hacer un negocio.

Si no querías aparecer en video o en audio, va a llegar el momento en el que no te va a quedar otra. Lo más gracioso va a ser que luego de exponerte por primera vez, vas a decir ¿por qué no lo hice antes?

Si tenés miedo a fallar y que después te critiquen o se burlen de vos, fijate a quién estás escuchando.

Probablemente estés rodeado de personas que no entienden una goma o que te miran como un reflejo de lo que ellos no pueden hacer. ¿Por qué escuchar a los que no saben de lo que hablan?

Para revertir este miedo al fracaso, hay mucho que podés hacer. Primero y principal, empezá a rodearte y a interactuar con emprendedores. No le cuentes tu proyecto o idea a personas que no emprenden porque te lo van a tirar abajo.

Te lo digo por experiencia. Cuanto más te quieren, más te van a querer proteger. Y la forma más fácil de protegerte es pedirte que abandones. Te piden que abandones porque no saben cómo van a ayudarte cuando te enfrentes a problemas de empresarios.

Sacá la negatividad de tu vida. No mires más noticieros, eliminá de tu Facebook a personas negativas y pesimistas. Es tu deber y tu responsabilidad cuidar tu espíritu.

Empezá a exponerte y a interactuar con emprendedores y personas positivas. Con personas que creen que vos podés cambiar el mundo.

Luego de dejar la negatividad y empezar a inspirarte, vas a tomar tu proyecto con mayor seriedad.

Vas a separar tiempo en tu agenda y vas a empezar a invertir porque sabés que es necesario.

Invertí en tu negocio como si ya estuvieras generando las ganancias que te gustarían.

Si tu negocio es una realidad y genera ingresos, es porque invertís tiempo y dinero en él. A mayor nivel de acción, mayor nivel de retorno. Es matemático.

Un negocio online no deja de ser un negocio. Decime, ¿conocés algún negocio que no tenga ningún tipo de inversión?

Si te ponés a buscar, verás que no existen. El ganar dinero online sin invertir es puro mito, en realidad es una gran mentira.

Cuidado. Si estás planeando generar ingresos reales por internet, ponete las pilas y empezá a invertir como si ya estuvieras viviendo de tu negocio.

Claro que se invierte mucho menos que en el mundo local, pero eso no quita que no requiera dinero.

Estas son las inversiones básicas que necesitás sí o sí - sin vueltas:

- Web Hosting 
- Dominio
- Certificado de Seguridad SSL (tu proveedor de hosting te lo vende)
- Gestor de Email Marketing
- Educación (cursos, programas de mentoría, talleres)

No es tanto lo que tenés que invertir, ¿viste? 

Por eso mismo, no seas rata.

En resumen: ¿Qué podés hacer para empezar a generar más ingresos online?

1. No busques la perfección: Publicá tu Blog ahora. Enviá ese email ahora.

2. Reconocé en qué sos bueno y en qué no: explotá lo bueno y tercerizá tus debilidades.

3. Probá algo nuevo: si no lo hacés, vas a fallar igual.

4. invertí en tu negocio: si no invertis vos,¿por qué lo va a hacer alguien más?

Te tiré demasiado, ¿eh?

Ya lo sé, no lo puedo evitar. No puedo evitar pedirte que acciones por tu propósito. 

Si hay algo que he aprendido en mi corta vida es que a mayor nivel de acción, mayor nivel de retorno.

Digamos que ahora entiendo algunas fórmulas matemáticas que aprendí en la primaria. Si te gustan los negocios, sumale un poco de lógica matemática y te juro, te juro que te va a volar la peluca. ¿Qué decís? ¿Te animás?

No dejes de compartir este artículo,

Beso grande!

Gab,-