3 Pasos a tomar cuando decidís convertir tu blog en tu negocio

Hola de vuelta, querida. Me imagino que, al igual que muchas creativas, soñás con vivir exclusivamente de lo que te gusta hacer.

No te copa trabajar para alguien más, te pica tener que ajustarte a reglas sin sentido, y encima, algo que a mí me molesta mucho, es que no encontrás un empleo lo suficientemente desafiante en el que puedas reflejar el 100% lo que vos sos.

Qué mejor lugar para ser vos misma que un blog, ¿no?

Ahora, hay dos tipos de blogs: los personales y los profesionales. Uno lo hacés por hobbie y el otro lo hacés por negocio.

Ya sea que uses tu blog para vender tus productos y servicios, o para generar una identidad de marca, necesitas tomártelo en serio y hay tres pasos que son super-recontra-re-mil-archi-importantes para empezar. Anotá:

#1  Hacé lugar

No sé si está bien o si está mal - igual a esta altura no me importa-, pero las veces que he buscado trabajo siempre apunté a tareas que no requiriesen mucho esfuerzo de mi parte. ¡Qué vaga esta mina, por favor! No es de vaga, sino todo lo contrario, siempre me molestó consumir todas mis baterías en un lugar que no fuese mío.

Las veces que trabajé en lugares con muchas responsabilidades, me enojé varias veces conmigo misma por quedarme sin ganas de hacer nada al final del día. Sabía que si quería emprender algo propio, debía tener energía, mucha energía para crear algo nuevo y de buena calidad.

Para empezar, amiga, te cuento que comprobé que mi teoría era cierta. Para emprender, necesitás energía para hacer cosas. No alcanza con tener la intención de. No alcanza con proyectarlo en papel o en tu mente. No alcanza si no tenés la fuerza para hacerlo.

Entonces, el primer paso es que hagas lugar para tu emprendimiento, en este caso tu blog.

Pensá que éste ya es tu trabajo, no importa que no estés ganando dinero todavía, el empezar tu negocio es tu trabajo de hoy y te va a pagar en el momento que esté corriendo. Con hacer lugar me refiero a hacer tiempo -de calidad- y elegir un espacio físico para hacerlo - muy probablemente tu escritorio.

Si estás trabajando full time o lo que sea, los fines de semana o los francos ya no son tus días libres, son días de trabajo para tu empresa. ¿Te invitaron a salir tus amigas? Tenés que trabajar, querida, no es joda. Tus días libres son tus días de trabajo para vos. No necesariamente todos tus francos, pero al menos elegí uno para trabajar en lo tuyo.

Dejame decirte algo: Si salir de parranda o "descansar mirando netflix" te pesa más que emprender, no tengo nada más para decirte. Perdón, pero es la verdad. No todas estamos dispuestas a darlo todo, y está perfecto, vos seguí con lo tuyo.

- Ay Gaby, sos re forra. 

No soy forra, hey. Soy honesta. Respetá tu sueño y dale el trabajo que se merece. Lamentablemente, trabajando full time, es muy, muy muy difícil que durante los días de semana hagas algo productivo, y menos después de haber estado afuera por diez horas. Si lo hacés y progresas, ALELUYA, no dije nada, pero en la mayoría de los casos suele darse así.

Claro que hay más alternativas para hacer espacio si trabajás afuera pocas horas o pocos días, ni hablar si no tenés la necesidad de salir a trabajar, lo importante es que puedas determinar qué días y en qué horarios vas a trabajar para vos. 

[Tweet "#PrimerPaso para emprender: Hacé tiempo y espacio para tu negocio."]

Paso primero, finito.

#2  Empezá a invertir

Segundo, ahora que tenés definido tu espacio y horario de trabajo, es momento de dejar tu plataforma gratuita - wordpress, wix, blogger, etc - y pasarte a una auto administrable con hosting propio. Sí, es momento de poner un billetin.

Esto no es totaaaalmente obligatorio hacerlo de entrada, pero personalmente recomiendo que te pases cuanto antes porque si te esperás mucho, después es se complica al migrar todo el trabajo de un host a otro. En mi caso empecé con wordpress.com (gratis) y ni bien noté las limitaciones que tenía, pagué para tener wordpress.org (pago).

Las ventajas son grandes:

#A   De holagaby.wordpress.com paso a holagaby.com. queda más pro, ¿no?

#B   En vez de elegir entre 20+ temas gratis, puedo elegir infinitas, gratis y pagas.

#C   En la versión paga puedo modificar el código CSS por completo, o sea, el diseño es TOTALMENTE personalizable. En el gratuito ni siquiera podés tocar el código.

Imaginate que querés vender tus productos y tenés que elegir entre un puestito en una megaferia o un local en el cual sos dueña y podés hacer lo que quieras. Yo no lo pensaría mucho.

Viéndolo así no es para nada caro, te muestro lo que invertí yo en Siteground para empezar:

# 12 Meses de Hosting especial para Wordpress

# 1 Sitio Web

# 1 Dominio Gratis

# 10.000 visitas soportadas por mes

# Cuentas de Email ilimitadas

# 10 GB de espacio

# Soporte técnico 24/7

# Plan anual: U$S 47.40  (U$S 3.95 por mes)

Es recomendable agregar un par de servicios de seguridad que salen U$S 24 al año, pero igualmente para arrancar, con el hosting+wordpres alcanza.

Si querés chusmear un poco los planes hacé clic acá.

Esta es una de las inversiones más importantes y necesarias para poder monetizar tu blog. Te lo vas a agradecer cuando lo empieces a gestionar.

[Tweet "La inversión que hagas para tu negocio, se va a pagar sola. No seas rata!"]

#3  Dejá de escribir para vos

Ya sé que suena medio contradictorio, vengo del palo del blog hace tiempo y sé que es normal hablar de cosas personales, incluso íntimas.

Yo también lo hice, yo también arranqué mi corazón del pecho y lo tiré ensangrentado a la web. También conté anécdotas graciosas y cosas super duper lindas.

Claro que si a vos te hace bien expresarte así, está perfecto. Pero no lo hagas en tu blog profesional, hacelo como hobbie aparte.

Imaginate: Si una persona entra a tu tienda buscando algo para solucionar uno de sus problemas, ¿pensás que le interesa escuchar lo triste y enojada que estás con esa ex-amiga que te sonó?

- Ah Gaby, ¡pero vos muchas veces contás tus experiencias personales!  

Mi respuesta es: Si lo que vas a escribir, ayuda a tus lectores a solucionar alguno de sus diez mil problemas, hacelo. Si no, guardatelo, amiga.

Claro que para poder ayudarlos debés conocer cuáles son sus necesidades, y para ello es importante que designes uno de esos momentos que separaste al principio para poder estudiar a esta persona.

Te guste o no -me imagino que sí- escribir para ayudar es totalmente necesario. Claro que tenés que dar a conocer tu persona en tu blog, pero tratá de mostrar lo que realmente sea valioso para el otro.

Si lo que escribís ayuda a una persona, pensá cuánto más la va a ayudar tu producto y cuánto más va a confiar en que vos sos la indicada para proveerlo.

Oki, tres pasos finitos. Cuando ya te hayas tomado en serio tu blog, te recomiendo que definas y leas cómo lo vas a monetizar sin tener que recurrir a la publicidad ;).

CONCLUSIÓN

Para empezar la transición de blog personal a blog profesional:

#1  Hacé lugar: Determiná tiempos y espacios para dedicarte a full a tu blog. Y RESPETALOS.

#2  Empezá a invertir: Comprate un Hosting y tu propio dominio.

#3  Dejá de escribir para vos: Escribí con el propósito de ayudar a tus lectores.

En 3 palabras: Tomátelo en serio. 

Post relacionado: Ya te tomaste en serio tu blog, y ahora... ¿Cómo corno lo vas a monetizar??

[Tweet "3 Pasos a tomar cuando decidís convertir tu blog en tu negocio"]

Curso Online Gratuito verde
Curso Online Gratuito verde

Si ya empezas a hacer alguna de estas cosas, estoy segura, SEGURISIMA de que vas a notar un cambio muy positivo en tu mente emprendedora.

Porque todo se trata sobre retos, ¿no? Retos, desafíos, o como lo llames. Es saber y comprobar que sos capaz de hacer lo que te propongas.

Espero haberte ayudado en algo hoy. Ya sabés dónde encontrarme ;)

Ahora vos, contame ¿Qué otro paso estás tomando con el objetivo de emprender tu negocio? ¿Cómo te sentís al ir avanzando?