Cómo Dejar de Procrastinar con un Método Simple y Fácil

¿Estás lista para dejar de procrastinar?

En este video te comparto una estrategia práctica para que empieces a tomar acción en lo que más te importa:

Si quieres más tips productivos GRATIS, ¡suscribite a mi canal de YouTube acá!

Subo videos nuevos todas las semanas, te espero.

Cómo dejar de procrastinar con este simple método  #productividad #procrastinacion #habitos #emprendedoras

Hola. Soy Gab. Yo también soy vaga por naturaleza.

Si fuera por mí, me la paso en la cama mirando reality shows (Terrace House, específicamente).

Es más, hoy iba a usar mi resfrío de excusa para volver a meterme debajo de la frazada, pero hace unos meses me puse un objetivo muy específico para mi negocio, al cual debo llegar trabajando un poco todos los días de la semana.

Sé que no podría alcanzarlo si me dedico a avanzar diez horas en un solo día a la semana, sino que necesito invertir dos horas por día, pase lo que pase.

Me imagino que vos también tenés grandes sueños y objetivos que te propusiste en silencio.

Tal vez son tan grandes que te da vergüenza compartirlos por si alguien se te ríe en la cara.

O tal vez, los compartiste con los demás para sentir apoyo, pero ahora sentís el peso de la responsabilidad y te da miedo embarcarte sola.

Para ser honesta, no te puedo decir que no estás sola porque yo estoy con vos, porque la realidad es que estoy acá en mi casa y vos en la tuya.

Sé que las palabras de aliento a veces no son suficientes.

Por eso, en lugar de darte una palmadita virtual en la espalda te comparto mi mayor secreto para vencer a la procrastinación: preparar el terreno para tu futura yo.


Cómo preparar el terreno para tu futuro yo

Imaginate que mañana entra a trabajar una versión de vos, toda cansada y ojerosa, con cero ganas de trabajar.

Vos sabés por qué está cansada y la querés ayudar facilitándole las tareas lo mejor posible.

En lugar de llamarla por teléfono y decirle paso a paso lo que tiene que hacer, armale un checklist a prueba de tontos.

Un checklist tan fácil y tan pavo que no va a poder rechazar.

Capaz no estés cansada y tengas todas las pilas, pero sentís una fuerza mayor que te impide empezar.  

Algunos dicen que es un miedo escondido que trata de protegerte de grandes desafíos, y otros dicen que es un vicio natural del cerebro humano.

La verdad es que no sé cuál es el trasfondo de la procrastinación, pero te juro que hoy no tenía ganas de escribir para el blog y aun así lo estoy haciendo gracias a un checklist.

Probablemente hayas oído sobre el uso de esta herramienta, y como es tan simple, tan directo, tan fácil, seguro lo pasaste por alto.

 

El poder del Checklist

Los checklists son listas de tareas que se usan como guía para cualquier tipo de procedimiento, en donde se van marcando una a una las tareas completadas.

Sí, son simples listas.

Pero ojo, no estoy hablando de armar listas de tareas como las que escribís cada día ni de desglosar un objetivo en piezas pequeñitas.

No, en este caso estamos hablando de una pequeña lista en forma de checklist que puedas usar una y otra vez.

La idea es que cuando te toque hacer algo que te ayude a llegar a tu objetivo, como por ejemplo, ir al gimnasio o escribir un post, solamente tengas que hacer y no pensar.

Para eso, solo pensarás una vez, al momento de crear tu checklist.

Después, guardás una copia de tu checklist para volverlo a usar en otra ocasión.

Puedes hacerlo en las notas del teléfono, en una aplicación como Asana, o en donde puedas tener tu checklist a mano.

Los checklist pueden ser tan, pero tan pavos que te va a dar vergüenza compartirlos.

Como por ejemplo, el checklist que yo tenía para ir a mis clases de baile:

  1. Elegir la ropa para entrenar.

  2. Ponerme la ropa de entrenamiento (esto podía hacerlo ni bien me levantaba a la mañana)

  3. Preparar una botella de agua

  4. Agarrar la tarjeta de transporte (SUBE).

  5. Salir. 

Es una pavada, lo sé, pero hay días en los que no siento ir a hacer gimnasia y generalmente es porque me estresa no encontrar ropa al momento de salir, ir corriendo y llegar tarde.

Lo más loco es que después siempre termino disfrutando de la clase y nunca dudo de eso, pero la procrastinación aparece igual y esta es la forma más fácil de ganarle la mano.

Si nos vamos a lo laboral y, por ejemplo, tenés un objetivo de artículos para tu blog, como es mi caso, sí o sí necesitás sentarte a escribir sin importar las ganas que tengas.

Los días que tenés todas las pilas, pasan como si nada.

Pero esos días en los que no querés saber nada de tu gran proyecto, aún sabiendo lo importante que es, ahí es en donde usarás tu arma secreta a.k.a. Checklist.

Mirá cómo es mi propio checklist para este blog.

  • Crear Carpeta en Google Drive

  • Crear Google Doc

  • Adjuntar Google Doc a la Tarea

  • Redactar Post

  • Descargar 2 fotos de stock

  • Crear gráficas para Pinterest

  • etc…

 

Capaz que mirás el checklist y pensás que estoy loca, pero puesto en práctica, al copiar y pegar el checklist en mi lista de tareas en Asana, y ver que la primer tarea es algo tan simple como crear una carpeta en Google Drive, me hace empezar igual, por más que no tenga ganas ni de ponerme medias.

Sí, hace frío y estoy en ojotas.

Ése es el nivel de vagancia con el que estoy apareciendo hoy en el blog.



La clave es empezar por el primer paso

 
La Ligera Ventaja
By Jeff Olson
 

Jeff Olson autor de La Ligera Ventaja o The Slight Edge, comparte una teoría sobre el tomar acción que me encanta. Dice que la idea de crear un plan, en este caso un checklist, sirve para que empieces.

Si te visualizas en una carrera, el checklist es lo que te hace pasar la línea de salida.

Más allá de lo que suceda adelante, lo importante es empezar, total después, sobre la marcha irás corrigiendo tu dirección.

Cuando creas un checklist para combatir tu procrastinación, no estás complicando las cosas, sino que las estás facilitando para tu futuro yo.

Como dejar de Procrastinar #productividad

Si vos en este momento no sentís las ganas de empezar, escribí un checklist y empezá por la primer tarea. Nada más.

Nadie te está apurando ni presionando a terminar.

Vos sos dueña de tus decisiones y sabés que aunque no "sientas" que tengas que empezar ahora, la única responsable de tu mañana no va a ser otra persona más que vos.




Perdé el miedo a experimentar.

Creá checklists para todo, divertite!

Si querés aplicar esta estrategia, junto con otras técnicas, para crear una rutina en la que todos los días tomes acción para tu gran sueño, te espero en el curso Un Día a la Vez:

mockup curso.png

En este curso aprenderás:

  • Cómo crear una rutina mágica super productiva

  • Técnicas fáciles para dejar de procrastinar

  • Cómo acercarte a tu gran sueño todos los días

 

Foto 7-12-19 10 32 06.jpg

Autora: Gabriela Higa

Hey, soy Gab.

Mi misión es ayudarte a fluir como una ninja para que disfrutes de tu vida, escribiendo a diario en este blog sobre Pinterest para Negocios, Productividad y Visibilidad Online.

También ofrezco cursos online para emprendedoras. Lee más sobre mí acá.

Dejame tu opinión en los comentarios: